Come de colores

Una vida sana se consigue a través de una alimentación saludable, con una dieta variada y equilibrada, y una vida activa, practicando alguna actividad física. Uno de los secretos para conseguir una alimentación saludable es “comer en colores”, es decir comer alimentos de diferentes colores que aporten al cuerpo variedad de nutrientes y beneficios.

Las verduras, frutas y hortalizas se clasifican en distintas categorías según sus pigmentos. Cada color tiene unas propiedades que garantizan el bienestar y la protección del organismo, y que además ayudan a controlar el peso.

Alimentos de color

  • Verde. Los alimentos de este color contienen grandes cantidades de magnesio, ácido fólico, vitaminas C y K, reducen el riesgo de padecer enfermedades cardiacas y evitan el estreñimiento.
  • Rojo. Las frutas y verduras de color rojo contienen licopeno, un poderoso anticancerígeno, reducen el colesterol y son beneficiosas para la salud cardiovascular.
  • Blanco. Son alimentos ricos en fitoquímicos y potasio. Nos ayudan a reducir la tensión arterial, disminuir los niveles de colesterol, prevenir la diabetes y fortalecen el sistema inmunitario.
  • Naranja y amarillo. Ayudan a fortalecer los dientes, la piel y los huesos además de mejorar la vista, gracias a su gran contenido en betacaroteno, vitamina C y potasio.
  • Azul y morado. Son alimentos ricos en antioxidantes, por lo que tienen propiedades antienvejecimiento. Ayudan a prevenir el cáncer y las enfermedades del corazón y favorecen la memoria.

Comer en colores no sólo hace más apetecibles los platos, además aporta y completa la alimentación que necesita nuestro organismo para un correcto funcionamiento del mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *