El metabolismo es la cantidad de energía que el cuerpo utiliza (quema)  para mantenerse activo. La velocidad en que el cuerpo quema calorías es llamada de “tasa metabólica”, la que está determinada, en gran parte, por las características genéticas. Los quemadores, tienen un mecanismo de acción para mantener el metabolismo acelerado, lo que implica directamente una mayor quema calórica a lo largo del día.